El Dribling

 

  Para realizar un dribling tenemos que poseer un buen control del balón y también hay que saber utilizar tu inteligencia y picardía, puesto que por muy bien que sepas hacer el dribling si no sabes cuando utilizarlo este es de muy poca eficacia.

Bueno primero vamos a indicar los distintos cambios de manos que vamos a explicar: el cambio de mano de rodilla a rodilla, por entre las piernas, por detrás de la espalda y  de reverso.

Rodilla a rodilla

Este es el cambio de mano más básico y del que parte el cambio entre las piernas. Recomiendo que se posea un control absoluto de este por ser también uno de los más efectivos y rápidos. Primero nos colocaremos con la pierna contraria a la que realizamos el bote un poco adelantada, es decir, la posición básica de bote. A continuación la pondremos en línea con la otra y con una abertura igual a la de tus hombros entonces con un movimiento rápido y seco de la muñeca daremos un bote para que el balón llegue a la otra mano que estará esperándola. Entonces podemos hacer una salida directa, con la misma pierna que el lado al que nos dirigimos, o también una salida indirecta, con la pierna contraria del lado al que vamos. a continuación realizaremos un cambio de ritmo (aumentaremos la velocidad) a la vez que damos el bote lo más lejos que podamos controlar.  

Entre las piernas

Este cambio se realiza igual que el anterior pero el cambio de mano se realiza dando el bote entre las piernas, es decir, partiendo de la posición del cambio de mano de rodilla a rodilla primero hacemos el cambio de mano pasando el balón entre las piernas y luego igualamos los pies para después arrancar con más velocidad y fuerza

Por la espalda

Este cambio de mano es muy bueno si tienes un absoluto control sobre el, de lo contrario es una forma muy efectiva de perder el balón. Para realizarlo primero tendremos que hacer un pequeño bote hacia atrás quedándose la pelota detrás de nuestra espalda, después lo impulsaremos hacia el otro lado y hacia delante mediante un movimiento rápido, haciendo que la pelota pase al otro lado y se nos quede delante y podamos realizar el cambio de ritmo necesario. Para hacer este cambio de mano correctamente se necesitan bastantes horas de entrenamiento por que es fácil que se te vaya el balón cuando lo pases por detrás de la espalda o que te pegue en ésta

De reverso

Este cambio de mano es muy útil en las zonas cercanas al aro pues te permite dejar al contrario en tu espalda y poder realizar un tiro cómodo. Para realizar este cambio de mano utilizaremos el pie contrario al que botamos el balón como pie de pivote o giro. este pie tiene que estar colocado delante del defensor y entonces desplazamos el otro detrás de la pierna de este, mediante un giro del cuerpo provocando que no pueda alcanzarnos, para efectuar un giro efectivo tendremos que bajar nuestro centro de gravedad, flexionaremos más las piernas, mientras que giramos tenemos que efectuar un bote que recogeremos con la otra mano, Después realizamos un cambio de ritmo.